Cuba Cultural

Arte y Cultura en Cuba

Archive for Junio 1st, 2012

Crónicas de un comediante o el Chaplin reinventado

Posted in Teatro on 1 Junio 2012 by diablocojuelo

¡Por fin se presenta Bachín Teatro en el Festival! Fue la expresión que tuve en mente mientras daba inicio la jornada nocturna de ayer. Primeramente es destacable reseñar, que al actor, dramaturgo, director de teatro, radio y televisión, investigador, ensayista y jurado de este certamen, Carlos Padrón se le reconoció su labor artística de 50 años, por lo que recibió de manos del director del Teatro Tomás Terry, Manuel Cañellas Sueiras el máximo premio de la institución. Además fue notificado que el jurado decidió convertir el Premio al Mejor Texto Cubano en Premio de Dramaturgia.
El Bachín Teatro, creado en el 2003, lo integran Manuel Santos, Marcos Peruyero, Julieta Grinspan y Carolina Guevara; sólo los dos primeros están presentes en este Festival. Con el texto Crónicas de un comediante, escrito por el también dramaturgo Manuel Santos, pretenden hacer un recuento por la Historia de la Humanidad, salvando distancias entre arte, política e identidad. Este monólogo, por cierto, el más extenso hasta ahora presentado, encierra una profunda intertextualidad y un análisis discursivo a la altura de cualquier alegato del presente siglo. Valiéndose muchas veces de la técnica de Chaplin, reconocemos en Manuel Santos, rasgos característicos del genio de la comedia silente. El homenaje es obvio y claro; sin embargo es de destacar, que en ciertos momentos al actor le cuesta trabajo superar las barreras que impone la misma complejidad del texto en un espacio tan extenso como el Terry. Pienso que Crónicas de un comediante llegaría a ser una verdadera joya de conexión actor-espectador en un lugar más reducido, donde las distancias se salven de una vez y por todas.
Siguiendo las líneas de un teatro épico, brechtiano, Manuel Santos y su familia del Bachín encuentran, y cito a Jorge Dubatti, Revista Acción ¨ (…) la definitiva consolidación de una poética (…) ¨. Esto, significa más que una simple forma de composición, significa la reinvención de un discurso altamente elaborado, integrando en su cuerpo a modo de seno gigante las distintas estéticas del mundo contemporáneo.
Alder Soto Olivero

Medea: un exilio del tiempo, del espacio y las raíces reencontradas

Posted in Teatro on 1 Junio 2012 by diablocojuelo

Sólo unos minutos y una breve conversación con Renata Mezenov Sa me descubrieron una parte del espíritu de esta mujer, de esta actriz que se transmuta y danza al compás de un casi olvidado romance eslavo, un flamenco con mestizaje andaluz o simplemente canta la archiconocida letra de barquito de papel… Más si la charla se desarrolla en ruso, creo que me toca de forma más directa. Esta cubana, descendiente de la lejana Rusia y adoptada por la cultura italiana, jamás ha dejado que sus raíces se apaguen. Bailarina, trovadora y actriz cumple el sueño de presentar una vez más en Cuba Medea, exilio en el tiempo.

Unipersonal, que tiene su origen en el espectáculo Medea material, creado y presentado en 1991 bajo la dirección de Liuba Cid, es un texto inspirado en la obra homónima de Heiner Muller. La tragedia de Medea no necesita presentación, los clásicos siempre hablan por sí solos. Sin embargo, esta propuesta busca en simbologías, a veces incomprensibles, evocar un pasado – presente distanciándose y recurriendo a la emblemática tragedia de Eurípides. Destino fatal de una mujer, madre, esposa abnegada; asesina y a la vez víctima resentida, eso es esta Medea. Danzas, cantos, rituales evocadores, oscuridad y máscaras que velan el alma del personaje, son recursos recurrentes aquí en esta especie de collage universal.

Recorre así la presunta Medea el constante ir y venir de una vida, la cual eligió vivir, con amor, odio, traición, homicidio incluido. Lucha por aferrarse a una realidad que ya no la reconoce; a una subjetividad de lo que tal vez ha de ser y lo que verdaderamente es. Música y ritmo, de veras atrapan. De una isla a otra; de un tiempo remoto a uno indefinido; desde la Cólquida hasta Cienfuegos.