Cuba Cultural

Arte y Cultura en Cuba

Archive for Junio 2nd, 2012

Una mañana con Victoria Abril

Posted in Teatro on 2 Junio 2012 by diablocojuelo

Por Alder Soto Olivero
Un intenso programa fue ampliamente organizado para el I Festival del Monólogo Latinoamericano. Desde bien temprano salimos todos hacia el Terry, punto clave para dispersarnos hacia salas de cine, teatros y otros locales, donde se preparaban charlas, ensayos e incluso talleres teórico-prácticos.
Felizmente, el tiempo ha mejorado visiblemente por acá y todo parece más vívido, más fresco, más emocionante. La ciudad invita a recorrer sus sitios de historia, sus monumentos arquitectónicos cargados de tradición y buen gusto. Simplemente el placer de mirarlos de pasada ya se siente nostálgico, pero el tiempo vuela y el Festival reclama nuestra completa atención.
Por el cine Luisa, la atención la acaparaba la actriz española Victoria Abril. Después de ser proyectada la cinta Amantes del realizador Vicente Aranda, la actriz hizo su entrada para en un diálogo franco con el público, como si se tratara de uno de los eventos de Cannes. Muchos quizás vean este acontecimiento como un suceso normal, pero para los seguidores de la Abril fue un momento de éxtasis descomunal. La chica Almodóvar, como también se le conoce a pesar de tener una relación profesional de 40 años con Vicente Aranda, no se animó a hablar en forma de discurso continuo; todo lo contrario, el debate y las preguntas por parte del público fueron sumamente enriquecedores y por momentos picantes. Por Victoria conocimos su más reciente trabajo que acaba de ser rodado: La mujer que secaba sus lágrimas. Es una peli – como diría ella – muy triste, pero muy bella. Son dos historias sobre dos madres con hijos únicos. La trama toma parte en Francia y en Macedonia. Su directora Tiona Mitesca trabajó con un equipo de 15 nacionalidades, algo así como un simulacro de la Torre de Babel.
Así transcurrió la mañana, entre talleres y otras actividades colaterales en el marco de este 1er Festival del Monólogo Latinoamericano.

Heaven: un filme de Tom Tykwer

Posted in Cine on 2 Junio 2012 by diablocojuelo

Por Alder Soto

Antes de Heaven (Cielo o En el cielo), no había tenido la delicadeza de detenerme a indagar un poco más sobre la vida artística de estos dos cineastas que son Tom Tykwer y Krzysztof Kieslowski. Uno alemán, el otro polaco; el primero director de este filme y el segundo su guionista.
Seguramente a Tykwer lo recordarán por la dirección de los filmes El perfume: historia de un asesino(2006), Paris je t’ ame (2006); sobre Kieslowski, reconozco que aún no he tenido el placer de apreciar justamente su cinematografía, sólo aquel filme rodado en 1991: La doble vida de Verónica.
Heaven, fue una propuesta hecha a Tom Tykwer, una propuesta que realmente logra llegar a los públicos más disímiles y exigentes. Fue rodada en Turín y Tuscany. Además abrió el festival internacional de Berlín en febrero de 2002, y fue su película más radical hasta el momento. Se estrenó prácticamente en todos los países del mundo y también ganó una Lola de plata.
El filme presenta un argumento no extento de esos tan consabidos relatos al estilo holliwoodense, pero se sobrepone a la repetición y a la constante superposición de la acción por la acción. Una historia de tráficos de drogas, de constante transgreción de la ley, persecuciones, tensiones al límite, en fin, todos los ingredientes para hacer de este un trhiller más entre tantos. Sin embargo, no cae Heaven en este bache. Con una estructura posmodernista se vale de todos los recursos válidos para atrapara al espectador desde el primer instante.
Empieza el filme con dos secuencias, que a mi juicio, podrían ser las mejor logradas, y con esto no afirmo que sean la única, todo lo contrario, simplemente sobresaltan por ser una la anticipadora del desenlace y la otra, por mostrar el conflicto de la historia. Esta secuencia inicial nos muestra lo que parece ser un videogame de aviones y en off una voz que explica las reglas de este juego. El avión explota, y quien juega, evidentemente pierde. Nos muestran al primer protagonista del filme.
La siguiente, ya introduce a la segunda protagonista, quien prepara una pequeña bomba, se dirige a una gran firma; el destinatario de la misma es el presidente de esta firma. La echa en el cesto de la basura. En este instante todo gira en un ángulo de 360°. La supuesta terrorista sale del edificio, llama a la secretaria e inventa lago para que esta salga, así creyendo que solamente el empresario será quien tenga un destino fatal. Todos creemos que ya podemos respirar tranquilos. Yo lo creí. Pero no… creo que sería muy egoísta narrar con palabras lo que con imágenes sería todo una brillantez.
Artísticamente, logra Tom Tykwer junto con todo el equipo de filmación y el guión de Kieslowski, una obra cinematográficamente acabada. La fotografía y la banda sonora se integran admirablemente a la historia, jugando por momentos papeles de verdaderos protagonistas.
Líneas aparte requieren los intérpretes Cate Blanchett y Giovanni Ribisi. La Blanchett muy centrada en su personaje y esa facilidad de desdoblamiento que le ha valido un sinúmero de reconocimientos en su ya larga vida artística. Giovanni Ribsi, más contenido, no por eso deja de brindar una destacable actuación.
Pasa Heaven entonces, después de practicamente diez año de su estreno mundial, como un filme muy actualizado y capaz de provocar aún hoy en día las mismas emociones que antaño.

Recital de las violinistas Tammy Linn y Lauren de la Nuez.

Posted in Música on 2 Junio 2012 by diablocojuelo

Después de diez días en Matanzas disfrutando de buen teatro de títeres, de llegar a La Habana y dedicarme a preparar la promoción del venidero Mayo Teatral, estaba necesitando algo distinto y que me diera satisfacción. Revisé carteleras, promociones, y en ese instante recibo la invitación para un concierto que se daría en la Iglesia Presbiteriana de Lawton.
El programa a presentar, la hora y el sitio me animaron a dirigir mis pasos hacia allí el pasado sábado 28 de Abril (a las 6pm). El recital estuvo centralizado por las violinistas Tammy Linn (EUA) y Lauren de la Nuez (Cuba).
La Linn es una ejecutante experimentada y es evidente que su carrera lleva años de buen curso y dedicación. Su peculiar manera de tocar el instrumento denota profesionalidad y seguridad. Sus solos, en los himnos religiosos, así lo demostraron. Siendo dos ocasiones para su lucimiento individual.
Lauren de la Nuez es una jovencita que, desde su poético desempeño en la Siciliana (con la que comenzó) hasta la pasión que le insufló a “La Bayamesa” (casi al final), se reveló como una nueva artista que habrá que seguir.
Su fraseo, su fuerza, el colorido que aporta a las piezas, la vida que emana de sus interpretaciones, me sobrecogieron y me motivaron a reseñarles a ustedes esta representación, a la que (supuestamente) fui por ocio.
Lauren regaló una musical, ligera y armoniosa tarantela. Fue lírica y delicada como solista en el vals. Venció el difícil Fandango y aportó cubanía y cadencia colonial a las piezas de autores de la isla. En el tango captó la sensualidad propia de este ritmo. Se destacó, además, por su extrema modestia, respeto, al ceder el protagonismo a la foránea, aunque créanme que todos pudimos percatarnos de su talento durante toda la tarde.
Recital en la Iglesia presbiteriana de Lawton, las violinitas Tammy Linn y Lauren de la Nuez. Regalo de paz, amor y arte en una tarde habanera gris y lluviosa.
Fue un reporte especial de Ernesto San Juan.
En la foto Lauren de la Nuez con Tony festejando

Sobre “La Buena vida”, film chileno

Posted in Cine on 2 Junio 2012 by diablocojuelo

LA BUENA VIDA, film chileno producido en el año 2007 y estrenada en 2008, con una duración de 95 minutos la cinta me pareció en resumen sobrecogedora. La historia se desarrolla en el Santiago de 2007. TERESA (45), EDMUNDO (40), MARIO (25) y PATRICIA son cuatro habitantes de la ciudad, cuyas vidas se entrecruzan en medio de bocinazos, frenadas y alarmas de autos, pero que difícilmente llegan a tocarse. Sumidos en la vorágine urbana, cada uno de ellos persigue su sueño: TERESA (Aline Kupenheim) una sicóloga que busca salvar vidas, EDMUNDO (Roberto Farías) un peluquero que anhela tener un auto; MARIO (Eduardo Paxeco) quiere entrar a la Filarmónica, y PATRICIA (Paula Sotelo) sobrevive. Cada uno anhela algo que pareciera ser asequible. Ninguno lo logra. Lo que obtendrán será inesperado.
Santiago es el telón de fondo donde está ambientada la película. El espacio físico está muy bien logrado y revela una preocupación por los detalles que llevan al espectador a identificar esta urbe de cemento en que transcurre la historia. El centro de la ciudad, gris y hacinado de gente absorta en sus propios problemas; edificios, cuya altura tapan la luz del sol y parecieran aplastar al transeúnte; departamentos pequeños y oscuros; trabajos en estrechos subterráneos; locales de comida rápida; “cafés con piernas”; los infaltables “tacos” y, por supuesto, los buses atestados de gente del Transantiago, realidad que no ha dejado indiferente a nadie.
La película es el retrato de una ciudad desesperanzadora, llena de seres que llevan una vida de perdedores, agobiados por las exigencias y problemas de la modernidad: créditos de consumo; muertos de primera, segunda y tercera clase; intervenciones estéticas para mejorar lo que natura no ha dado o el paso del tiempo ha marchitado; prostitución; el sida, que pone en tela de juicio el sistema de salud público. Ejemplo de ello, son estas cuatro vidas que comparten temporalmente dicho espacio, pero cuyas historias sólo se tocan tangencialmente, sumidas en su propia problemática.
La narración es perfectamente coherente con un desarrollo lineal de la historia. Al inicio, la hermosura de las flores contrasta con la pieza oscura y pobre que se va revelando poco a poco, al final la misma ventana, ahora sucia, con sus maceteros de flores marchitas, mudo reflejo del desenlace de la tragedia que ha tenido lugar en esas cuatro paredes.
La película no explica el porqué algunos personajes llegaron donde están (¿Por qué Mario se vino de Berlín?); de dónde vino y por qué la mendiga no acepta ayuda a pesar de necesitarla; ¿cómo se ha llegado a la tan deteriorada o casi inexistente relación entre madre e hija (psicóloga e hija). No obstante, todos ellos están allí, persiguiendo una meta que no se logra y deben conformarse con lo que se puede, con la cruda realidad tan distante de lo que realmente se anhelaba.
La película reúne conocidos y destacados actores (Aline Kuppenhein, Alfredo Castro, Bélgica Castro, Manuela Martelli, Eduardo Paxeco, Roberto Farías, entre otros), cuyas sólidas actuaciones permiten retratar los habitantes del Chile de hoy. El lenguaje coincide con el usado por los chilenos del presente. El lenguaje común y corriente del ciudadano de clase media, sin abusar de las groserías, que generalmente se usan en un momento de desesperación, como único recurso para manifestar tanta rabia contenida.
En fin, como le comentaba a un amigo que acompaño a este servidor al estreno anoche del film, este tipo de cine, aunque ya usual en estas citas es necesario, la realidad latinoamericana es esa, y será recurrente mientras nuestras sociedades sufran y pasen por estas situaciones. A mi apreciación personal es un buen filme, muy latinoamericano, muy chileno, muy real, y reitero: muy sobrecogedor.
Para los que quieran simplemente divertirse o pasarla bien so es una buena opción, este película es para la reflexión, para el detenimiento y el análisis de la sociedad circundante y por que no, de nosotros mismos.
Por Ernesto San Juan

A propósito de la última función de “El último fouetté”

Posted in Teatro on 2 Junio 2012 by diablocojuelo

Por Ernesto San Juan Rodríguez

1 de Junio de 2012,
Mucho lamenté, anoche en la Sala LLauradó, no haber tenido el valor de romper con los protocolos establecidos y haberme lanzado sobre Rosa Vasconcelos al terminar su representación.
A pesar de encontrarme aún convaleciente y en proceso de recuperación asistí a la última puesta de esta temporada de “El último fouetté” y eso si que no lo lamento.
En breves palabras quiero que sepan que la Vasconcelos regaló una de esas funciones que uno no olvidará nunca. Su seguridad escénica, el dominio impecable que tiene del drama, del humor, de la tragedia. ¿Cómo puede hacernos reír tan sabrosamente incluso en los momentos más dramáticos? ¿Cómo puede hacernos llorar tan sentidamente?? Cómo se las arregló para pararse sobre las puntas en una perfecta 5ta posición? ¿Cómo puede ser tan buena?
Les confieso que salí anoche de la sala en éxtasis, hacía tiempo no veía BUEN TEATRO, y cuando digo buen teatro me refiero a que todo esté BUENO. El texto de Carlos Borbón sumamente interesante, atrayente, bien estructurado. La puesta de buen gusto y cuidada (entiéndase luces, utilería, banda sonora, etc), la actuación de Rosa, sin palabras: GRANDE.
Gracias Risa, gracias por existir, por estar ahí y por regalar tu arte, gracias por todo lo que me hiciste vivir anoche, gracias por hacerme mejor persona, gracias por hacerme reír tanto, gracias por hacerme llorar recordando tantos fracasos y frustraciones que también he tenido, gracias por ser.
Gaspar Navarro, entusiasta promotor de la sala, nos pasaba una nota que decía “con la actuación magistral de la primera actriz Rosa Vasconcelos”, no se equivocó, y creo que su habitual modestia le impidió catalogarla más allá, porque la actuación fue magistral, de una primera actriz y de una EXCELENTE MUJER.

María la O, la más famosa de nuestras zarzuelas

Posted in Arte Lírico on 2 Junio 2012 by diablocojuelo

Recuerdo que hace un buen tiempo atrás, ya casi hará un año, tuve mi primer encuentro con este género del teatro musical. Como todo novicio, al principio tuve mis recelos, pero realmente no puedo negar que después de haber reído a mis anchas durante toda la representación de “La corte del Faraón”, mi interés por el género se acrecentó enormemente. Y es que precisamente esta obra mezcla elementos de la opereta y la revista, además de estar llena de insinuaciones, canciones picantes y enredos, que tienen lugar en el Antiguo Egipto.
Por estos días volvió una vez más el Teatro Lirico Nacional de Cuba a presentarse en el Gran Teatro de La Habana. Esta vez no con la reposición de La corte…, sino con la más popular y famosa de nuestras zarzuelas. Representación única traída a proscenio bajo la puesta en escena de Humberto Lara y dirección musical de Giovanni Duarte.
María la O, compuesta por el maestro Ernesto Lecuona y escrita por el libretista Gustavo Sánchez Galarraga, es una versión libre de la novela de Cirilo Villaverde “Cecilia Valdés”, de la cual toma algunos elementos y principalmente aquellos que se desarrollan en la trama central. María la O es la mulata más hermosa y deseada por todos los hombres de La Habana; pero ella solo tiene ojos para Fernando de la Vega, joven blanco de familia aristocrática, que está comprometido ya con una joven perteneciente también a su clase. María la O no lo sabe y cuando lo descubre, no se resigna a perder a su amado, por lo que decide sacrificarlo a su amor. El desenlace de la trama, a manera de tragedia griega tiene como es evidente sus puntos de contacto con otras obras creadas tanto por la literatura como por el arte escénico. Estas coincidencias, no son simplemente descuidos de los creadores, en ellas van el objetivo de parodiar un poco lo ingenuo de estos finales desmedidamente trágicos.
En esta versión, para recalcar esa intención, se mantienen momentos de teatro vernáculo, uno de los elementos intrínsecos de la zarzuela cubana. Sin embargo, los cambios se imponen y algunas escenas no existentes anteriormente como la de santería, se introducen para lograr una mayor expresión de dramatismo.
La presente puesta en escena por el Teatro Lirico Nacional se presentó los días 16,17 y 18 de enero del presente año 2012 con dos elencos que dieron a los espectadores la posibilidad de comparar la calidad de las actuaciones y la excelencia de los intérpretes. En términos generales las interpretaciones liricas fueron bastante logradas, no siendo así las actuaciones. Sin embargo, se impusieron voces como la de Saeed Mohamed en el personaje de Fernando de la Vega y Maite Milian en María la O. Ejemplos de brillantes actuaciones constituyeron las logradas por Valenti Figueredo e Israel González. Todas ellas secundadas por la gratitud del público, que lo demostraba en sus aplausos y ovaciones. Merecedor también de un reconocimiento bien ganado, lo tiene el coro del Teatro Lirico, no como simple acompañante, sino como parte ineludible de la trama. Es valida también la recomendación de centrar un poco más la atención en la dirección de las actuaciones, para así lograr una verdadera concentración de este arte.
Sea este el inicio de una temporada protagonizada por la cumbre del arte teatral lírico en nuestro país.