Cuba Cultural

Arte y Cultura en Cuba

Archive for the 'Arte Lírico' Category

“La alegre Chaperona” en La Habana.

Posted in Arte Lírico on 9 Agosto 2012 by diablocojuelo

Por Ernesto San Juan
Del 2 al 5 de Agosto pasados se presentó en el céntrico teatro Mella el Teatro Lírico Rodrigo Prats de Holguín, bajo la dirección de Concepción Casals. Para esta ocasión seleccionaron esta obra basada en la pieza “The drowsy Chaperone”, de Bob Martin y Don Mckellar, con música y letra de Lisa Lambert y Greg Morrison.

Una historia de amor, enredos, música y diversión nos trajo esta divertida comedia con personajes que recrean la sociedad cubana de los años 20, re contextualizada con la intención de rescatar los géneros populares del teatro musical.
Pero este servidor no pudo verla completa. Cuando más interesante se estaba poniendo el espectáculo se fue la energía eléctrica y ahí terminó todo, no regresó y tuvieron, con mucha pena y dolor, que cancelar la representación.
Hasta donde pude apreciar me sentí muy complacido por todo lo visto. Y antes de contarles cualquier detalle debo referirles que la, siempre talentosa e inteligente, mano de Eduardo Eimil se evidenció constantemente. Su versión y dirección artística aportaron mucho a que la puesta resultara alegre, cómica, sorpresiva, atractiva y sugerente.
Distintos personajes intervienen en esta comedia generando una gran diversidad de situaciones, entre ellas las más logradas (a mi criterio personal) fueron la Chaperona; la Marquesa de Pozoflorindo, Eúfrates su mayordomo y el Hombre de la silla. El joven colectivo del lírico holguinero protagoniza la obra que matiza el humor con el canto. Un espectáculo bien concebido, destacándose el diseño de luces y de vestuario.

Comenta Eimil en el programa de mano que tuvo tres razones para montar esta obra: celebrar los 50 años de la Compañía, entretener al público y rendir homenaje a los géneros escénicos cubanos. Hasta donde la luz me permitió disfrutar pienso que logró sus aspiraciones. Esperemos una nueva temporada en la capital.

Madama Butterfly estuvo en el Gran Teatro

Posted in Arte Lírico on 25 Julio 2012 by diablocojuelo

Por Ernesto San Juan
La famosa ópera “Madama Butterfly” subió a la escena del Gran Teatro el pasado fin de semana, yo asistí a la representación del 22 de Julio. En esta ocasión llegó en una producción del Teatro Lírico Nacional de Cuba reducida a II actos. Con esta obra Puccini inició su primera incursión en mundos más exóticos para la ópera como era el Lejano Oriente y que seguiría más tarde con “Turandot”. La ópera, como la mayoría compuesta por Puccini, no tiene una base literaria tan específica como pueden serlo las de Verdi por lo que no se puede precisar en qué libro se basa “Madama Butterfly”.
Su estreno en la Scala de Milán fue un maravilloso fiasco que provocó ciertas modificaciones en la ópera. Entre ellas la composición de esa genial aria de Pinkerton “Addio,fiorito asil”, o el corte en el segundo acto para dividirlo y dar lugar a un tercer acto, aparte de modificaciones de menor grado. Así, lo que fue un boicot de determinados aficionados hacia la ópera, que provocó un total desbarajuste en la puesta de estreno, permitió “crecer” a la ópera hasta alcanzar su sitio de verdad dentro del repertorio operístico. El posterior reestreno de la obra se realizó, tres meses después, en Brescia con el éxito que le acompaña en la actualidad.
Nuestro Lírico Nacional brilló, esta vez, por la calidad de los intérpretes, no así en la pobre escenografía, el deslucido vestuario, la utilería de risa. Pienso que si tenemos lo más importante, que son los excelentes cantantes, pero no tenemos dinero para hacer una puesta decente, pues es preferible hacer un recital o conciertos que, estoy seguro, cumplirían mejor su cometido de llevar el bel canto a la juventud y a la mayor cantidad de público posible. Se salvó, de esta debacle técnica, las luces que, verdaderamente, ayudaron a crear una visualidad más agradable y a tapar las deficiencias ya mencionadas.
En el rol de Pinkerton estuvo muy bien entregado, con una voz suave y limpia, el joven tenor Brian López. Su presencia escénica ayudó en mucho a que llegara al auditorio su historia y sus complicaciones. Su proyección vocal estuvo muy bien y muy fresca, sentida cuando era necesario, alegre cuando lo es y grave en su momento de mayor clímax.
Por su parte para encarnar a la Butterfly se eligió a la soprano Katia Selva quien regaló una tarde inolvidable con ese registro vocal sorprendente, ese dominio del rol, su pasión, su delicadeza y proyección que le valieron más de una ovación merecida.
En el Acto I, en un aparte, Butterfly y Pinkerton empiezan a conversar alejados del “mundanal” ruido en lo que es un preludio de lo que será uno de los mejores dúos de ópera de la historia y que alcanza su momento estelar en esa pequeña aria “Ieri son salita…Io seguo il mio camino”. El dúo que continúa a esta escena es, quizás, el mejor dúo de amor compuesto por Puccini (aunque tales afirmaciones son subjetivas) pero estoy seguro que si un cantante se inicia en la ópera con este dúo le “marcará”. Ambos intérpretes se lucieron en una secuencia admirable, digna de ser disfrutada una y otra vez.
Analizando sus ejecuciones por separado, puedo destacar que Brian se lució en su despedida en el II acto con la célebre aria “Addio,fiorito asil”, de gran intensidad y en el que su desesperación es total. Katia se muestra soberbia en la última aria de Butterfly (Tu!,Tu!), muy emotiva en la que se despide de su niño, le pide que se vaya a jugar y, en el momento en que el niño se adentra, se suicida.
Amigos, problemas graves de producción a un lado, creo que los que tuvimos la suerte de estar en el Gran Teatro este domingo, agradecimos haber estado allí tan solo por escuchar las hermosas composiciones de Puccini, las voces de tan buenos cantantes que tenemos, y valorar que (pese a todo) sigan apostando por subir a las tablas los clásicos de este arte eterno.
.

Llega “Madama Butterfly” al Gran Teatro este verano

Posted in Arte Lírico on 8 Julio 2012 by diablocojuelo

Los días 20, 21 y 22 podrán disfrutarla, los invito.
Esta ópera en tres actos llega en una producción del Teatro Lírico Nacional de Cuba. Con esta ópera Puccini inició su primera incursión en mundos más exóticos para la ópera como era el Lejano Oriente y que seguiría más tarde con Turandot.
La ópera, como la mayoría compuesta por Puccini, no tiene una base literaria tan específica como pueden serlo las óperas verdianas por lo que no se puede precisar en qué libro se basa Madama Butterfly.
Su estreno en la Scala de Milán fue un maravilloso fiasco. Sí, lo han leído bien, un maravilloso fiasco que provocó ciertas modificaciones en la ópera entre las que destaca la composición de esa genial aria de Pinkerton “Addio,fiorito asil”, o el corte en el segundo acto para dividirlo y dar lugar a un tercer acto, aparte de modificaciones de menor grado. Así, lo que fue un boicot de determinados aficionados, loggionisti- público del “gallinero”- hacia la ópera provocando un total desbarajuste en la puesta de estreno de la ópera, permitió “crecer” a la ópera hasta alcanzar su sitio de verdad dentro del repertorio operístico. El posterior reestreno de la ópera se realizó, tres meses después, en Brescia con el éxito que le acompaña en la actualidad

María la O, la más famosa de nuestras zarzuelas

Posted in Arte Lírico on 2 Junio 2012 by diablocojuelo

Recuerdo que hace un buen tiempo atrás, ya casi hará un año, tuve mi primer encuentro con este género del teatro musical. Como todo novicio, al principio tuve mis recelos, pero realmente no puedo negar que después de haber reído a mis anchas durante toda la representación de “La corte del Faraón”, mi interés por el género se acrecentó enormemente. Y es que precisamente esta obra mezcla elementos de la opereta y la revista, además de estar llena de insinuaciones, canciones picantes y enredos, que tienen lugar en el Antiguo Egipto.
Por estos días volvió una vez más el Teatro Lirico Nacional de Cuba a presentarse en el Gran Teatro de La Habana. Esta vez no con la reposición de La corte…, sino con la más popular y famosa de nuestras zarzuelas. Representación única traída a proscenio bajo la puesta en escena de Humberto Lara y dirección musical de Giovanni Duarte.
María la O, compuesta por el maestro Ernesto Lecuona y escrita por el libretista Gustavo Sánchez Galarraga, es una versión libre de la novela de Cirilo Villaverde “Cecilia Valdés”, de la cual toma algunos elementos y principalmente aquellos que se desarrollan en la trama central. María la O es la mulata más hermosa y deseada por todos los hombres de La Habana; pero ella solo tiene ojos para Fernando de la Vega, joven blanco de familia aristocrática, que está comprometido ya con una joven perteneciente también a su clase. María la O no lo sabe y cuando lo descubre, no se resigna a perder a su amado, por lo que decide sacrificarlo a su amor. El desenlace de la trama, a manera de tragedia griega tiene como es evidente sus puntos de contacto con otras obras creadas tanto por la literatura como por el arte escénico. Estas coincidencias, no son simplemente descuidos de los creadores, en ellas van el objetivo de parodiar un poco lo ingenuo de estos finales desmedidamente trágicos.
En esta versión, para recalcar esa intención, se mantienen momentos de teatro vernáculo, uno de los elementos intrínsecos de la zarzuela cubana. Sin embargo, los cambios se imponen y algunas escenas no existentes anteriormente como la de santería, se introducen para lograr una mayor expresión de dramatismo.
La presente puesta en escena por el Teatro Lirico Nacional se presentó los días 16,17 y 18 de enero del presente año 2012 con dos elencos que dieron a los espectadores la posibilidad de comparar la calidad de las actuaciones y la excelencia de los intérpretes. En términos generales las interpretaciones liricas fueron bastante logradas, no siendo así las actuaciones. Sin embargo, se impusieron voces como la de Saeed Mohamed en el personaje de Fernando de la Vega y Maite Milian en María la O. Ejemplos de brillantes actuaciones constituyeron las logradas por Valenti Figueredo e Israel González. Todas ellas secundadas por la gratitud del público, que lo demostraba en sus aplausos y ovaciones. Merecedor también de un reconocimiento bien ganado, lo tiene el coro del Teatro Lirico, no como simple acompañante, sino como parte ineludible de la trama. Es valida también la recomendación de centrar un poco más la atención en la dirección de las actuaciones, para así lograr una verdadera concentración de este arte.
Sea este el inicio de una temporada protagonizada por la cumbre del arte teatral lírico en nuestro país.